Muchos han sido los estudios publicados acerca del comportamiento del SARS-CoV-2 en cuanto a su supervivencia, transmisión y propagación.

Una de las últimas conclusiones aceptadas por el Ministerio de Sanidad tras el estudio encargado a un grupo de investigadores es que existe una evidencia significativa sobre la transmisión de esta enfermedad por vía de aerosoles.

Teniendo pues en cuenta esta vía de transmisión, la adecuada ventilación de los espacios juega un papel clave como medida preventiva frente a la propagación del virus en ambientes interiores, contribuyendo a la reducción de los contagios, y así lo ha puesto también de manifiesto la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En España, se estableció la necesidad de adoptar medidas preventivas ligadas a la ventilación en los centros de trabajo mediante el RD-ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

En su artículo 7, recoge un conjunto de medidas de prevención e higiene a adoptar en los centros de trabajo. En concreto, establece la necesidad de “adoptar medidas de ventilación, limpieza y desinfección adecuadas a las características e intensidad de uso de los centros de trabajo, con arreglo a los protocolos que se establezcan en cada caso”.

Por su parte, el pasado 18 de noviembre, el Ministerio de Sanidad publicó al respecto el documento técnico “Evaluación del riesgo de la transmisión de SARS-CoV-2 mediante aerosoles. Medidas de prevención y recomendaciones» en el que se presenta el trabajo del grupo de expertos en aerosoles y las medidas preventivas a adoptar para evitar contagiar y ser contagiado.

Con todos estos antecedentes, y teniendo en cuenta las nuevas informaciones que surgen en relación con esta vía de transmisión, el 12 de febrero, el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST) publicó el documento “LA VENTILACIÓN COMO MEDIDA PREVENTIVA FRENTE AL CORONAVIRUS SARS-CoV-2” en el que se recogen los conceptos básicos de ventilación como medida preventiva frente a la transmisión del SARS-CoV-2 por aerosoles en los centros de trabajo, así como las fuentes de información que pueden resultar útiles, de acuerdo con los criterios de las autoridades competentes.

aerosoles

Emisión de partículas y aerosoles desde el emisor (index case) al receptor (exposed contact) a una distancia inferior a dos metros. Fuente: Adaptado de Milton (14).

A pesar de la importancia de la ventilación y la filtración para contribuir a disminuir la transmisión del virus, no debemos olvidar que estas medidas no son eficaces si la fuente de infección, es decir la persona infecciosa, está demasiado cerca, por lo que una adecuada ventilación no sustituye o exime del cumplimiento de las otras medidas de prevención ya conocidas:

  • Utilizar mascarilla.
  • Minimizar el contacto entre personas, manteniendo una distancia de seguridad de, al menos, 1,5 metros.
  • Higiene de manos adecuada: lavarse periódicamente las manos con agua y jabón o en su ausencia, con gel hidroalcohólico.
  • Evitar el uso compartido de objetos, herramientas o equipos.
  • Evitar o reducir el tiempo de estancia en los espacios cerrados, congestionados o que entrañen riesgo de contactos cercanos.
  • Limpiar y desinfectar habitualmente las superficies, los equipos y las herramientas de uso frecuente.
Descarga del documento de ventilación como medida preventiva Descargar documento Evaluación del riesgo mediante aerosoles

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR