El 4 de febrero se celebra el Día Mundial contra el cáncer.

El objetivo de este día es sensibilizar a toda la población de la importancia que esta enfermedad tiene en la sociedad, así como la necesidad de avanzar en su prevención y control.

El acceso a un diagnóstico, tratamiento y atención del cáncer salvan vidas, y debe ser igual para todos, con independencia de dónde se viva, cuál sea el ingreso de la persona afectada, su género u origen étnico.

Por ello, la Unión Internacional para el Control del Cáncer ha lanzado la campaña 2022-2024 con el hashtag #PorUnosCuidadosMásJustos, en donde se pone de relieve el problema de las desigualdades en la atención del cáncer alrededor del mundo.

Desde el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo se ha promovido la campaña Evitemos hoy el cáncer laboral de mañana, dirigida a personas trabajadoras y empresarias así como a servicios de prevención, con el objetivo de sensibilizar sobre la importancia de evitar la exposición a sustancias químicas cancerígenas o mutágenas en el trabajo.

Imagen1PostPRL04022022

 

El cáncer es la primera causa de muerte relacionada con el trabajo. Dentro de las causas de fallecimientos relacionadas con el trabajo en la UE, el 52% corresponde a cáncer, un 24% a enfermedades cardiovasculares, un 2% a lesiones y el resto a otros motivos.

Imagen2PostPRL04022022

 

Todas las organizaciones deben llevar a cabo una adecuada gestión preventiva, identificar y evaluar los riesgos, sustituir los agentes cancerígenos o mutágenos, prevenir y reducir la exposición a los mismos, llevar a cabo unas adecuadas medidas de higiene personal y protección individual, vigilar la salud de las personas trabajadoras, informar y formar a todo el personal sobre los riesgos derivados del puesto de trabajo…

Se llevará a cabo por tanto una prevención en origen evitando la exposición y aplicando la normativa adecuada; una prevención secundaria para evitar el progreso de la enfermedad una vez que se haya producido la exposición (vigilancia de la salud) y una prevención terciaria a través de la rehabilitación sociolaboral, adaptando los puestos de trabajo a las capacidades residuales de los trabajadores.

Las empresas y los lugares de trabajo desempeñan un papel fundamental para conseguir reducir la carga del cáncer en el mundo. Las empresas pueden contribuir a crear entornos laborales más saludables y actuar como apoyo fundamental para el personal afectado por la enfermedad.

No debemos olvidar que en la lucha contra el cáncer, conocer es prevenir. Para ello, la colección Agentes Cancerígenos en el trabajo: conocer es prevenir, del INSST, presenta una serie de folletos monográficos de los agentes químicos cancerígenos que se pueden encontrar de forma más habitual en los lugares de trabajo.

Para cada agente muestra información sobre donde puede darse la exposición, qué riesgos puede producir para la salud de las personas y cuáles son las principales medidas preventivas a tener en cuenta.

INFÓRMATE Y ACTÚA Acceso colección Agentes Cancerígenos en el Trabajo

 

ACCESO RECURSOS CAMPAÑA «EVITEMOS HOY EL CÁNCER LABORAL DE MAÑANA»

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR